viernes, 1 de julio de 2022

70 años del XXXV Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona (I): historia del certamen


Se cumplen 70 años de la celebración del XXXV Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona. Se entiende por Congreso Eucarístico Internacional aquella asamblea de la Iglesia católica que, convocada por el Papa, se reúne durante unos días en una ciudad designada por la Santa Sede, poniendo de relieve el lugar central de la Eucaristía en la vida de la Iglesia católica y su misión en el mundo. Reúne a obispos, sacerdotes, religiosos y fieles laicos presididos por el mismo Papa o por un delegado nombrado para tal finalidad.
El certamen de 1952 vino a suceder al celebrado el año 1938 en Budapest (Hungría), después de catorce años de pausa forzada debido a la Segunda Guerra Mundial. Sería, además, el segundo celebrado en España tras el XXII Congreso Eucarístico Internacional de Madrid de 1911.
La necesidad de buscar un lugar adecuado para desarrollar un Congreso Eucarístico Internacional respondió a la oportunidad de extender los valores católicos en una Europa en proceso de reconstrucción, donde las anteriores ideologías habían quedado arrinconadas o bien habían desaparecido. España era el país con más posibilidades de ser elegido por su adhesión a las doctrinas de propagación del catolicismo unidimensional postulado durante todo el pontificado de Pío XII, a la conexión con las doctrinas nacionales católicas, al marcado carácter anticomunista de la doctrina y a la tradicional solidez del catolicismo hispánico.



El obispo de Barcelona, Gregorio Modrego Casaus, tuvo un papel clave y decisivo. Destacó de su obispado la organización y celebración de actos donde potenciaba diferentes aspectos de la doctrina católica, como los congresos de 1944 y 1946. En noviembre de 1950, en una entrevista entre Modrego y el presidente de los congresos eucarísticos internacionales y arzobispo de Ottawa (Canadá), reverendo Alexandre Vachon, éste dio el visto bueno y apoyó la candidatura de Barcelona ante el Papa. Posteriormente una conversación mantenida entre Modrego y el nuncio del Papa en España, reverendo Gaetano Cicognani, reforzó las posibilidades de que Barcelona saliera elegida como anfitriona del certamen. Finalmente, el 21 de febrero de 1951 la llegada de un telegrama escrito por el reverendo Giovanni B. Montini (futuro Pablo VI), secretario del Papa, siguiendo las órdenes de éste, confirmó la elección de la capital catalana para la celebración del XXXV Congreso Eucarístico Internacional.
Una vez conocida la elección de la ciudad se procedió a anunciar la fecha del Congreso, del 27 de mayo al 1 de junio de 1952, así como la temática de estudios, cuya programación se englobaría bajo el título "La Eucaristía y la paz". Las oficinas del certamen se instalaron en el Seminario Conciliar, en la calle de la Diputación nº231. A todo ello se procedió al nombramiento de los patronatos, las juntas y las comisiones. La labor preparatoria se efectuó en constante relación con el Comité Permanente de de los Congresos Eucarísticos Internacionales.



Se designó a un presidente (Alexandre Vachon), a los vicepresidentes, el tesorero, el secretario y los miembros del Consejo. La Junta Nacional para el Congreso Eucarístico de Barcelona estaba formada por el Patronato de Honor y la Comisión Ejecutiva Nacional. El primero lo formaban el Jefe del Estado, el cardenal primado, el nuncio apostólico del Papa, el presidente de las Cortes Españolas, el ministro de Asuntos Exteriores, el ministro de Justicia, el Obispo de Madrid-Alcalá y varios arzobispos españoles. La Delegación Episcopal estaba formada por la Comisión Ejecutiva, la Comisión de Organización y Propaganda y la Comisión Ejecutiva Femenina. En cuanto a la Junta General, que incluía la Comisión Ejecutiva Local y la Junta Espiritual, quedó constituida por: 1) la Comisión de Hacienda, 2) la Comisión de Liturgia y Música (que incluía las subcomisiones de Liturgia Ceremonial, Canto Gregoriano y Canto Popular), 3) la Comisión de Arte (que incluía las subcomisiones de Arte Antiguo y Contemporáneo y Decoro Artístico), 4) la Comisión Doctrinal (que incluía las subcomisiones de Sagrada Escritura, Teología Dogmática, Liturgia Doctrinal, Moral Derecho y Sociología, Teología y Liturgia Oriental, Historia y Arqueología y Pedagogía), 5) la Secretaría General (que incluía la Oficina de Información y Relaciones Exteriores, la Oficina de Prensa y Radio y la Oficina Técnica de Publicaciones), 6) la Comisión de Organización (que incluía las subcomisiones de Viajes y Transportes, Hospedajes, Enlace Civil Interior y Exterior, Protocolo, Sanidad y Asistencia Médica, Obras Eucarísticas y Actos Escolares), y 7) la Comisión de Propaganda (que incluía las subcomisiones de Predicación Sagrada y Archivo y Crónica).



A todo ello se nombró también una Comisión Consultiva, presidida por Ramón Albó Martí y un conjunto de vocales constituidos por relevantes personalidades del ámbito cultural, artístico y económico, como por ejemplo Mariano de Foronda (ex-director de Tranvías de Barcelona), José de Quadras (Barón de Quadras), Joaquín de Sentmenat (marqués de Sentmenat), Darío Romeu (ex-alcalde de Barcelona y barón de Viver), Manuel Rius (ex-alcalde de Barcelona y marqués de Olérdola), José María de Albert Despujol (ex-alcalde de Barcelona y barón de Terrades), José Puig Cadafalch (arquitecto), José María Trias de Bes (jurista), Narciso de Carreras (empresario) y José Sanglas (empresario),  entre otras personalidades.
El canónigo de Barcelona, Isidro Gomá, fue designado secretario general del XXXV Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona, mientras que el obispo de Barcelona Gregorio Modrego Casaus ocupó los cargos de miembro del Patronato de Honor, miembro del Consejo, presidente de la Comisión Ejecutiva Nacional y miembro de la Comisión Ejecutiva.
En el certamen hubo participación del Episcopado español, las órdenes religiosas, el Gobierno español, el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación Provincial. Paralelamente la Universidad de Barcelona también colaboró, además de asociaciones juveniles e incluso la iniciativa popular.



El martes 27 de mayo a las 18:00h se recibió al legado del Papa, el cardenal Federico Tedeschini, en la plaza de la Puerta de la Paz y a las 19:30h se celebró la solemne inauguración oficial del Congreso en la Catedral de Barcelona. Su presidente, Alexandre Vachón, procedió a hacer el discurso inaugural. El miércoles 28 de mayo se celebró la jornada "La Eucaristía y la Paz familiar", que congregó a 200.000 congresistas en la plaza de Pío XII, espacio presidido por un gran altar obra del arquitecto municipal José Soteras Mauri. Ello coincidió con el llamado "Día Universitario del Congreso". En el crucero "Miguel de Cervantes" llegó a Barcelona el Jefe del Estado, general Francisco Franco, acompañado por su esposa, Carmen Polo. A modo de curiosidad, el Orfeó Català, bajo la dirección de Luís Millet, cantaron el Himno Oficial del Congreso, con música de Luís de Aramburu y letra de José María Pemán. El jueves 29 de mayo se celebró en la iglesia de Santa María del Mar el acto llamado "La Eucaristía y la paz individual y social". Igualmente destacaron la misa de comunión en el templo expiatorio de la Sagrada Familia, la misa de Comunión en la plaza de Pío XII celebrada a medianoche y la Adoración Nocturna del santísimo Sacramento en la catedral de Barcelona. El viernes 30 de mayo se celebró la jornada "La Eucaristía y la paz internacional", que reunió, entre otros, al ministro de Relaciones Exteriores de España y al Legado Papal. Durante esa jornada destacó especialmente la Eucaristía con personas enfermas como exaltación de la caridad, homenajes varios, sesiones y plegarias por la paz internacional y una procesión en Montjuïc.



El sábado 31 de mayo tuvo lugar la jornada "La Eucaristía y la paz y unidad eclesiástica". Destacaron la sesión académica en el Palacio Nacional de Montjuïc, audiciones musicales y una jornada poética sobre la Eucaristía en el Palacio de la Música Catalana. Pero el acto de mayor envergadura fue la gran ordenación sacerdotal simultánea de 820 presbíteros celebrada en el Estadio Municipal de Montjuïc. Hubo, además, una sesión de clausura del certamen y una cena de gala en el Palacio de Pedralbes.
Finalmente, el domingo 1 de junio se celebró la ceremonia de clausura en la plaza de Pío XII con la presencia del Jefe del Estado y demás autoridades políticas y religiosas. Participaron 1.500.000 personas. El lunes día 2 de junio, pascua de Pentecostés, se celebraron los últimos actos religiosos en el monasterio de Montserrat, estando presente su abad, Aurelio María Escarré. A las 20:00h en la estación del Norte el cardenal Federico Tedeschini subió al tren y se despidió de las multitudes que acudieron a saludarlo.



Durante aquellos días hubo numerosas exposiciones, una feria del libro, certámenes y asambleas, además de comuniones infantiles, comuniones de hombres y de mujeres (por separado), concentración de técnicos, patronos y obreros, un homenaje al Ejército español, la presencia de deportistas, muestras de arte religioso, actos infantiles, autos sacramentales, sesiones de estudio y procesiones. Fueron espacios representativos de acontecimientos multitudinarios la Catedral de Barcelona, la basílica de Santa María del Mar, la basílica de la Nuestra Señora de la Merced, el Palacio de la Música Catalana, el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, el templo del Sagrado Corazón de Jesús, el Palacio Nacional de Montjuïc, el Estadio Municipal de Montjuïc, el Palacio Real de Pedralbes, el Palacio de la Diputación y la Universidad de Barcelona. Participaron un total de 77 países de los cinco continentes y 300.000 congresistas, además de 12 cardenales, 302 arzobispos, obispos y abades y también 15.000 sacerdotes, religiosos y seminaristas. En un próximo artículo se hará referencia a lo que representó este certamen, la transformación de Barcelona, el legado actual y otras curiosidades y anécdotas varias.



Las imágenes del presente artículo han sido extraías del libro "XXXV Congreso Eucarístico Internacional. La Eucaristía y la paz. Crónica Gráfica. Barcelona 1952".

5 comentarios:

F. PUIGCARBÓ dijo...

A mi m'hi varen portar els avis que eren molt de missa. Sobretot la iaia Pilar. Per a un nen de set anyets tot alló era molt impresionant.

Ricard dijo...

Hola Francesc. Segurament era força impressionant. Es diu que al Congrés Eucarístic Internacional que era popularment anomenat "l'olimpíada de l'hòstia", degut a què va batre un rècord d'Eucaristies a l'Estadi Municipal de Montjuïc.

Anónimo dijo...

Tendrías que escribir con la experiencia que tienes la historia sobre las casas de lenocinio y otros complementos de Barcelona.

Ricard dijo...

Hola Anónimo. Pues ya que lo comentas no lo descarto. Es un tema al que ya le he dado vueltas en varias ocasiones. Cuando disponga de material interesante publicaré algo acerca de las casas de lenocinio y similares. Un saludo.

Anónimo dijo...

Le voy ayudar.
Historia y origen, los motivos que conllevan a realizarlo, las madame , Sra, Rius, Cristina, sus instalaciones, los pisos de renombre consolidados en Barcelona, los clasificados de prensa, pisos de masajes y otros menesteres, las asiáticas y flyers, anuncios on líne, los servicios lujo y congresos, los servicios a domicilio, los macros como Riviera Aribau o el proyecto studio 54, Bagdad , las tarifas,nacionalidades de las ofrecientes, rangos de edad, estadísticas edad y servicios
Casas de intercambio, club 5 rosas, Taxis, gomas, auxiliares, lavajes,Tests HIV, asociaciones, derechos, consumo de fármacos y no fármacos.
Confío en usted en poder leerlo pronto. Usted juega en casa, en su ciudad, será un artículo triunfador.