sábado, 12 de diciembre de 2015

50 años del autobús Monotral Pegaso 6035 en Barcelona


Se cumplen 50 años de la puesta en servicio del autobús Monotral Pegaso 6035 en la ciudad de Barcelona. Todo un símbolo de una época, fue el medio de transporte urbano e interurbano de numerosas generaciones que crecieron y vivieron una etapa importante de sus vidas. Sin duda alguna ha sido el modelo de autobús más importante y duradero que ha recorrido las calles de esta ciudad. Tan buenos resultados dio que en diferentes versiones se vendió por toda España formando parte de la flota de muchas compañías de transporte.
Sus orígenes se hallan en la década de los sesenta, en pleno auge del llamado desarrollismo. Ante la opción de la empresa Tranvías de Barcelona de mantener la antigua red tranviaria mediante la modernización de una parte de la flota (series 500, 1200 y 1300) y a su vez la adquisición de nuevas unidades procedentes de Washington, la factoría Pegaso no tardó en reaccionar para monopolizar el transporte de superficie, algo que finalmente consiguió. Así fue como en 1964 concibió un nuevo concepto de autobús: el 6035, evolución de los modelos 6020 y 6021, carrozado por la empresa Jorsa, con sede en Mataró e integrada en el grupo ENASA, la cual bajo licencia de la firma italiana Viberti se dedicaba a la construcción de carrocerías.


A modo de resumen de sus principales características, este autobús dotaba de una carrocería autoportante monocasco, es decir, una estructura integrada por dos entramados laterales que formaba la base de la carrocería en vez del tradicional sistema de bastidor-carrocería, lo que implicaba menor peso y, a su vez, una mejor definición del acabado externo una vez se recubría de plancha. Aunque ello ya había sido aplicado en los modelos 6020 y 6021, el 6035 fue el primero con una longitud de casi 12 metros (11,280 de longitud por 2,500 de amplitud). Su interior constaba de iluminación incandescente, ventanas tipo young de apertura vertical y asientos de tubo y contrachapado de madera cuya distribución interior permitía un amplio pasillo central. El acceso se efectuaba a través de tres puertas, dos de las cuales eran de cuatro hojas móviles y la delantera de dos. En cuanto a aspectos mecánicos, disponía de un motor colocado en sentido horizontal de 6 cilindros debajo del piso de 170CV de potencia, una cilindrada de 10.170cc, dirección servo-asistida, frenos de doble circuito y caja de cambios semiautomática de cuatro marchas más retroceso tipo Wilson-ISA.


El primer vehículo llegó a Barcelona en 1964. Se trataba de un prototipo que empezó a circular a modo de ensayo. La cochera de Levante fue la base de mantenimiento y descanso. Al poco tiempo fue matriculado (B-400004) y numerado originalmente como 1901, empezando así una nueva serie dentro de la empresa. Exteriormente iba pintado de doble tono azul oscuro en la parte inferior y claro en el superior, color que era popularmente llamado "azul Porcioles" en alusión al entonces vigente alcalde de Barcelona. La primera línea en la que prestó servicio público de pasajeros fue en la "P Plaza de la Victoria-Club de Polo" (actual 7 Pl.Glòries-Zona Universitària) a modo de refuerzo en las horas punta. Posteriormente sirvió a otras líneas urbanas y vistos los excelentes resultados animó a Tranvías de Barcelona a la adquisición de nuevas unidades hasta el punto en que se convertiría en el modelo más numeroso de su historia. En ese año la red de autobuses superó por primera vez a la de tranvías en número de pasajeros.


Aunque ya había estado circulando por las calles de Barcelona, el alta definitiva en la empresa no se efectuó hasta el 20 de enero de 1965, motivo por el cual las bodas de oro de este modelo se contabilizan a partir de esta fecha. Durante ese mismo año se incorporaron progresivamente los coches numerados del 1902 a 1944 y los numerados 1947 y 1948. Su entrada en servicio significó un cambio significativo en cuanto al concepto de autobús urbano se refiere. Presentaba cambios de diseño con respecto al prototipo, principalmente en el frontal, la zaga y la disposición de una puerta delantera de cuatro hojas y ocho cristales, con lo cual se aplicó la configuración 4-4-4 por primera vez en toda España. Exteriormente también se pintaron con el doble tono azul.


Tras la adquisición de estos autobuses, el prototipo 1901 fue renumerado como 1900, siendo relegado como coche de reserva y especialmente utilizado para la formación de nuevos conductores. Años después fue reformado para asimilarlo con el resto de series, siendo las más destacadas la transformación del frontal en 1966 y la nueva carrocería de Noge en 1977. El 2 de octubre de 1985 fue dado de baja y desguazado, triste final del primer Monotral Pegaso 6035 que por ser el hecho de ser el "padre" hubiese merecido ser conservado y restaurado a su estado original como patrimonio histórico.
En 1966 se incorporaron la serie de coches numerados del 1949 al 1999, además de los números 1945, 1946 y 1901, éste último cubriendo la misma calca del prototipo de 1964. Con el paso de los años los vehículos sufrieron reformas, siendo las más importantes las acaecidas en el periodo de 1975 a 1976 con la sustitución de las ventanas tipo young por otras de apertura horizontal, nueva estructura y piso, nuevas trampillas de aireación en el techo, ventanas de socorro, casillero bajo y la sustitución de las ventanas traseras.


Los cambios se llevó a cabo en los talleres de Vilapicina. A partir de 1977 toda la serie fue recarrozada por Noge en su planta de Arbúcies (Girona), con la reforma de la cabina del conductor, nueva iluminación fluorescente, indicador luminoso de "Parada solicitada", ventanas posteriores de salida de emergencia, nueva parrilla frontal y nueva decoración exterior en rojo con franja quebrada crema. De esta serie, 16 unidades dotaron de asientos almohadillados de skay tipo "Urbano 2000". Sin embargo, ante el fracaso de la prueba volvieron a disponer de asientos de tubo y contrachapado de madera. Otras 5 unidades incorporaron en la parte superior el indicador numérico trasero a la carrocería. Entre 1986 y 1990 el coche 1907 funcionó con un motor a gas butano, siendo un precedente de los actuales autobuses a GNC.
Tras completar esta serie se adquirieron también en 1966 los nuevos autobuses numerados del 2100 al 2115. En 1967 se recibieron del 2116 al 2199 y el 2200. Como novedades incorporaban de serie ventanas de apertura horizontal. El coche 2167 incorporó a modo de prototipo iluminación fluorescente.


A partir de 1974 algunos se reformaron a dos puertas para convertirlos en vehículos de agente único con entrada y cobro delantero más la incorporación de máquinas expedidoras de billetes. Para diferenciarlos de los otros de tres puertas, se les pintó una franja amarilla que los identificaba. Y a partir de 1976 la empresa Noge los modernizó en su planta de Arbúcies (Girona) siguiendo aproximadamente las mismas pautas ya mencionadas.
En 1967 se adquirió el resto de la serie, del 2201 al 2299, los cuales incorporaban de serie iluminación interior fluorescente y un nuevo color exterior con doble tono verde oscuro en la parte inferior y claro en el superior, llamado popularmente "verde Porcioles" por las mismas razones que los azules. Casi homólogos a estos fueron los de la serie numérica del 2300 al 2388 recibidos en 1968 y del 2389 al 2400 en 1969. De esta última, el coche 2366 fue adquirido en 1986 por el Ayuntamiento de Barcelona y reformado a Bus Cultural, cuya función fue circular por todos los barrios de la ciudad y divulgar las actividades culturales programadas por el consistorio municipal.


A principios de los años setenta llegaron nuevas series: del 2500 al 2549 en 1973, del 2550 al 2568 en 1974, del 2569 al 2695 en 1975, del 2696 al 2774 en 1976, del 2775 al 2792 en 1977, del 1793 al 2839 en 1978, y del 1840 al 2862 en 1979. A diferencia de las anteriores, se caracterizaron por disponer de serie dos puertas (delantera y central), motivo por el cual la entrada y el cobro se efectuaba por delante, e incorporando máquinas de cobro automático y torniquete. El coche 2500 fue un prototipo a dos puertas carrozado en los talleres de Sarrià, mientras que del 2501 al 2564 se carrozaron en los talleres de Villapicina. El resto de series las carrozó la empresa Noge en su planta de Arbúcies (Girona), incluida toda la 2400, adquirida del número 2400 al 2430 en 1978 y del 2431 al 2450 en 1979. De estas series, algunas unidades fueron adaptadas para los servicios intermunicipales de la antigua URBAS, la cual ya había sido municipalizada.


A partir de 1977 todos los vehículos que todavía iban pintados con los antiguos colores la nueva librea exterior en rojo con franja quebrada crema. Tras varios ensayos del sistema de cobro con agente único probados desde el año 1974, la incorporación generalizada y definitiva en 1980 del sistema de pago mediante tarjetas multiviaje obligó a los autobuses a tres puertas todavía operativos a adaptarse, suprimiendo la cabina del cobrador, incorporando máquinas canceladoras para tarjetas, anulando la tercera puerta y elevando allí el suelo con la colocación de asientos. Desde entonces la entrada y cobro se efectuaría siempre por la parte delantera.


Desde el año 1977 empezaron a darse de baja los autobuses más antiguos, pues era habitual ver circular por las calles de Barcelona vehículos con 20 años de antigüedad, pero con la misma fuerza, eficiencia y fiabilidad que jamás perdieron. A principios de los años ochenta una parte de la flota fue sustituida por sus hermanos más modernos, el Monotral Pegaso 6038, el cual será objeto de un artículo en este blog. Con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos, a principios de 1992 fueron retirados del servicio los pocos Pegaso 6035 que quedaban con el propósito de ofrecer una imagen más moderna al mundo de la ciudad y de sus transportes. Solo sobrevivieron algunos viejos articulados repintados a la nueva imagen corporativa de TMB y usados como servicios de refuerzo. Sobre el Pegaso 6035A o Monotral articulado también se elaborará un artículo tan pronto esta modalidad de autobús celebre su especial aniversario, de ahí que en el presente artículo solo se haga referencia únicamente al modelo estándar.


Otra serie paralela de autobuses e igualmente interesante fue la que aportó a su parque móvil la compañía Urbanizaciones y Transportes (URBAS), dedicada a la explotación de los servicios intermunicipales. A finales de 1965 adquirió los primeros autobuses, numerados del 201 al 206. Eran idénticos en cuanto a características a los destinados a servicio urbano de la serie 1900 salvo que el color exterior era verde oscuro en la parte inferior y crema en la superior. Sin embargo, al poco tiempo se reformaron con la supresión de la puerta trasera para convertirlos a agente único (salvo el coche 205 que suprimió la puerta central).
En 1966 llegaron los coches numerados del 207 al 220, en 1969 los números 221 y 222, y en 1970 de 223 al 232. A diferencia del coche 205 reformado, estos vinieron de origen con puerta delantera y trasera y carentes de puerta central. La plataforma posterior estaba partida por una barra en diagonal que obligaba a la formación de cola para acceder a la taquilla del cobrador, una costumbre de URBAS. En 1971 se adquirieron las últimas unidades, del 251 al 258, todas ellas a dos puertas delantera y central y homólogas a la serie 2300 antes descrita, salvo con los colores de la carrocería y la distribución interior de los asientos.


Tras la municipalización de URBAS y el paso de todos sus autobuses a Transportes de Barcelona, empezaron a sufrir reformas a fin de asimilarlos a los modelos urbanos. Así, los vehículos que incorporaban ventanas tipo young les fueron sustituidas por otras de apertura lateral, algunos de los que disponían puerta delantera y trasera se les corrió ésta última a central para convertirlos a agente único, en 1975 fueron pintados al doble tono "verde Porcioles" y en 1978 a rojo con franja crema quebrada. Con la llegada del nuevo Monotral Pegaso 6038, fueron dados de baja entre 1980 y 1986.
La mayoría de los autobuses fueron desguazados, aunque una parte de ellos debido a su buen estado de conservación fueron vendidos a otras empresas de transporte, como BRILLAS, Cía. Torres Pons, PESA, RUE, Transports Lydia, Transports Municipals de Blanes, Transports Municipals d'Egara, TUBSAL, e incluso una partida embarcó y cruzó el Atlántico hacia la ciudad de La Habana (Cuba). Igualmente, merece mencionar que varias empresas privadas de la región metropolitana de Barcelona y del resto de Cataluña también dispusieron de su propia flota de vehículos Pegaso 6035.


Actualmente los coches números 2183 y 2366 se hallan preservados bajo la cochera de Triangle (La Sagrera) para ser sometidos a una futura restauración con el objetivo de que formen parte del material de Patrimoni Històric de TMB. Sin embargo, ambos se hallan en bastante mal estado y ello aconseja una pronta actuación que permita no tanto su restauración sino más bien su reconstrucción. Por ello debemos apelar al optimismo y a la esperanza de que en un plazo no muy largo podamos verlos circulando nuevamente y esplendorosamente como ya hicieron hace 50 años.

Fotos: Albert Giménez, Arxiu ACEMA, Arxiu Ajuntament de Barcelona, Joan Antoni Solsona, José Sebastián.

No hay comentarios: