viernes, 31 de octubre de 2014

El blog estrena cabecera y fondo


Permítanme que esta vez me detenga para hacer un breve inciso. Desde hace pocos días todas aquellas personas seguidoras habituales de mi blog os habréis percatado de que tanto la cabecera principal como el fondo han cambiado. Ello ha sido posible gracias a que el pintor Josep Maria Torres Ibarra ha autorizado usar las imágenes de dos de sus cuadros para tal finalidad.
Conocí a este hombre el pasado 25 de octubre con motivo de mi asistencia, junto con mi amigo Juan Antonio Peinado a la Trobada d'Estudis "Els paisatges de Paco Candel", organizada por la Fundació Paco Candel en la Biblioteca Francesc Candel, instalada en una antiguo edificio ahora patrimonio industrial que antaño fue la fábrica Philips.
La jornada fue muy interesante y destacó por la calidad de las ponencias, muy ricas en información histórica, algunas de ellas con originales aportaciones. En la sala de conferencias todavía permanecía la exposición de pinturas "Els paisatges de Paco Candel", que permanecerá visible al público hasta el 24 de diciembre para quien le interese verla, pues es muy recomendable.


Me sorprendió el carácter expresivo de todos y cada uno de los 41 cuadros allí expuestos, que reflejan escenas de la vida cotidiana de los barrios de Can Tunis, el Morrot, las barracas de la montaña de Montjuïc, la playa, las luchas vecinales, las fábricas y las casas baratas, entre otros elementos. La exposición está dividida en cuatro secciones: playas y masías, núcleos de población y barriadas, comunicaciones y servicios, y trabajo e industria. Sin embargo, la obra pictórica que más me llamó la atención fue la llamada "Barraques i tramvia 48 al Morrot". Alerté de ello a un amigo mío que también participó, Antonio Herrera, historiador local de los barrios de la Verneda y Sant Martí que muy pronto abrirá un archivo histórico. Precisamente él fue el encargado de presentarme a Josep Maria Torres Ibarra, el autor de los óleos, que participó en las jornadas ofreciendo al público una ponencia de 5 minutos.
Hombre bueno, sencillo, amable y cordial, nacido en Barcelona en 1931, destacó como vicario de la parroquia de la Nostra Senyora del Port, así como por su especial compromiso social colaborando con las actividades e iniciativas de las gentes del barrio. Su trabajo artístico ha servido, igual que la jornada de estudios, para conmemorar el 50 aniversario de la publicación del libro "Els altres catalans", escrito por Paco Candel en 1964.


Al hablarle acerca de mi blog, no dudó en autorizarme la posibilidad de usar las imágenes de dos de sus cuadros para cambiar la cabecera y el fondo. Por ello, estoy profundamente agradecido a Josep Maria Torres Ibarra por su generosidad, ya que su cuadro sintetiza muy bien diversos elementos que configuraron el paisaje del desaparecido barrio de Can Tunis: la gente, la montaña de Montjuïc, las barracas y, por supuesto, el tranvía de la línea 48 que tanto me ha inspirado. Igualmente, de fondo he utilizado la imagen de su obra "Tramvia 48 a Can Tunis", reforzando así el título del blog.
Para todas aquellas personas interesadas en aportar memoria histórica sobre el barrio de Can Tunis, he abierto en Facebook un grupo llamado "Can Tunis (Casa Antúnez). La memòria històrica d'un barri", donde os invito a participar y a crear una gran comunidad.

4 comentarios:

Jaume Almirall dijo...

Ay !! tantas veces que que tomé este tramvia alla el la calle Conde del Asalto para ir a ver mi familia de la masia "Cal Tano" en Can Tunis pues era de mi abuelo Jaume Almirall, Yo soy nacido en 1924 y tambien Soy Almirall.
Felicitaciones por el blog es buenisimo !!

Jaume Almirall Carreras dijo...

Ay !! tantas veces que que tomé este tramvia alla el la calle Conde del Asalto para ir a ver mi familia de la masia "Cal Tano" en Can Tunis pues era de mi abuelo Jaume Almirall, Yo soy nacido en 1924 y tambien Soy Almirall.
Felicitaciones por el blog es buenisimo !!

Ricard dijo...

Muchas gracias, Jaume. El tranvía 48 lo tomaba mi madre cuando iba de Can Tunis al Paralelo o a la Rambla. Además, mis padres se conocieron en ese tranvía, por eso tiene para mi ese sentimiento tan especial. Muchas gracias de nuevo por seguir mi blog. Un abrazo.

Ramón Rosado dijo...

Felicitaciones D. Jaime. Este (triste) Tranvía nº 48, junto con dos de mis hermanos, nos llevó a Casa Antúnez para ser ingresados en el Colegio Interno de Nuestra Señora del Puerto, al ser desalojados toda mi familia y demás inquilinos por fallecimiento del titular de una de las viviendas (5º Pl.) del nº 6 de la calle De Guardia. Y sin el más mínimo escrúpulo, el heredero, nos puso a todos de patitas en la calle con Juez y tres policías, a pesar de estar pagando religiosamente el alquiler de dichas habitaciones. Pero también el tranvía nº 48, de la tristeza, nos devolvería a los dos años a la alegría y libertad. Era principio de los 40, años difíciles.
Si alguien dispone de foto del internado mencionado, le quedaría agradecido si me la facilitara.
Gracias señor Autor. Feliz Navidad y Año Nuevo.