sábado, 24 de diciembre de 2016

Mensaje de Navidad 2016


Amigos y amigas:
En los albores de estas fiestas tan entrañables, es tradición que mis primeras palabras sean para expresaros los mejores deseos de paz, amor, felicidad y prosperidad.
El final del presente año no podía presentarse mejor. Mi padre, que el pasado 3 de noviembre cumplió 87 años de edad, se encuentra en excelente estado de salud tal y como han determinado las últimas revisiones médicas. Ello me ofrece tanto a mí como al resto de mi familia tranquilidad al saber que la lozanía le acompaña y que puede continuar disfrutando de una óptima, envidiable y merecida calidad de vida.


Otro motivo por el cual el 2016 termina de forma inmejorable se debe a Sayra, el amor de mi vida. Tras dos años y medio de bonita amistad, habiéndose forjado confianza, confidencia y afecto, ambos nos hemos entregado mutuamente de corazón, y ahora disfrutamos de una hermosa relación de pareja. Ahora mi vida, además de haber cambiado positivamente, tiene un nuevo sentido y ello me motiva para definirme otro futuro mejor y hacer realidad numerosos proyectos. Tras largo tiempo faltado de cariño, ha merecido la pena esperar para terminar junto a alguien tan especial que, desde la perspectiva de mis sentimientos personales, constituye un equilibrio perfecto entre belleza, inteligencia y bondad. A quienes todavía se encuentran en situación de soltería, aunque ello tiene sus ventajas, les recomiendo que vivan intensamente el amor con alguien especial, pues os aseguro de que se trata de una experiencia inigualable y recomendable carente de un sustitutivo mejor.


Son para mí un ejemplo las vidas matrimoniales de mis hermanos Ismael y Tomàs y de mi hermana Griselda, así como las relaciones conyugales de muchas de mis amistades de las cuales disfruto. Las parejas tóxicas, de las que desgraciadamente he conocido algunas, son también referente personal para aprender aquello que no se debe hacer, especialmente en las que ambos se aferran por conveniencia, uno/a por miedo a quedarse solo/a y otro/a por interés puramente económico y materialista. Son relaciones carentes de amor, donde el desprecio mutuo, el maltrato, las mentiras y la infidelidad se hallan al orden del día, sienten envidia de las parejas sanas y felices e inexorablemente terminan en fracaso y ruptura.


Otro motivo de alegría es que el mercado laboral parece volver a sonreírme tras haber perspectiva de nuevo trabajo, lo que completaría mis propósitos que tanto he perseguido, reanudando bajo la tranquilidad y la estabilidad económica numerosos proyectos que hasta ahora tenía aparcados. Para mejorar la situación laboral, además de crear puestos de trabajo, debería haber mayor sensibilidad hacia los colectivos de más edad, que a pesar de su experiencia son injustamente rechazados en favor de gente más joven o inexperta. Todo el mundo tiene derecho a trabajar y ello no debería convertirse en un privilegio.


Actualmente disfruto de numerosas y excelentes amistades de las cuales me puedo enriquecer. Afortunadamente soy un hombre flexible, capaz de entablar amistad con gente de todas clases, tanto con quienes tengo afinidades comunes como con polos opuestos, sin prejuicios de edad, raza, procedencia, ideas, creencias y cultura. Nunca he creído que alguien pueda ser mejor o peor en función de sus ideas políticas o creencias religiosas, sino que por encima se halla la humanidad, el sentimiento, la solidaridad y el compromiso que esa persona es capaz de ofrecerte y entregarte. Durante este último año me he sentido feliz al haber recuperado viejas amistades de las que nada sabía, haber resuelto malentendidos y ver que me han correspondido favorablemente. Igualmente, también he vivido la experiencia de las amistades tóxicas, de personas que solo entablan amistades de conveniencia, mienten compulsivamente, manipulan a los demás sus intereses, asumen siempre el rol de víctima, son incapaces de reconocer sus errores, culpan a los demás de sus desgracias, hablan mal de ti a tus espaldas, tienen celos, sienten envidia y hacen todo lo posible para impedir que tengas una relación de pareja. Es un alivio haberlas descubierto y haber logrado distanciarme de ellas.


Durante el presente año he continuado colaborando como es habitual en el Arxiu Històric de Roquetes-Nou Barris en calidad de historiador, jefe de documentación y tesorero. Esta entidad cultural sin ánimo de lucro, cuyos objetivos son difundir la memoria histórica de los barrios y preservar el patrimonio, desarrolla un sistema de trabajo y unas actividades abiertas al público en general que me han dotado de una excelente experiencia profesional en el ámbito de la cultura y la historia local de Barcelona. Además, ha sido un referente para la fundación del nuevo Arxiu Històric del Congrés-Indians, en el cual también colaboro y que actualmente se halla en proceso de desarrollo. Le deseo mucho éxito en su labor histórica y cultural, ámbitos en los que prometo contribuir lo máximo posible.
Desde aquí os invito a haceros socios/as de estas entidades que tanto contribuyen a despertar este interés por la historia local, a forjar identidad y a lograr que la ciudadanía se sienta orgullosa de sus barrios.


Barcelona, la ciudad de la cual me gusta explicar curiosidades y singularidades a través de mi blog, se halla en un momento de cambios. La gestión municipal debería centrarse en proyectos urbanísticos, equipamientos y servicios, políticas sociales e infraestructuras para mejorar el nivel y la calidad de vida. Por contra, debería evitar determinadas actuaciones que nada contribuyen a la evolución de la ciudad, además de dividir y enfrentar a la sociedad. En relación a la polémica sobre el fenómeno turístico, la ONU ha declarado el próximo 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, con la intención de promover este sector creando conciencia de la importancia de impulsarla y desempeñarla responsablemente, motivo por el cual debería aprovecharse la ocasión para mejorar y corregir el modelo turístico vigente que garantice convivencia y concordia entre autóctonos y forasteros. Aunque Barcelona continúa siendo una ciudad cosmopolita, abierta e integradora desde el punto de vista social, económico y cultural, las crecientes actitudes extremistas y populistas de estos últimos años hacen peligrar estas cualidades bajo el riesgo de convertirla en una ciudad provinciana, cerrada y excluyente que la empobrecería y la llevaría a la pérdida de su verdadera identidad.


En el ámbito de publicaciones, he tenido el placer de brindaros con un nuevo libro titulado "José Martín Moreno. El oficio reintegrado al arte", una biografía redactada en primera persona acerca de un escultor nacido en el barrio de Roquetes y residente en el barrio de Verdum. Además de ser una aportación a la memoria histórica del actual distrito de Nou Barris, constituye la reivindicación de un personaje cuya lucha para alcanzar su sueño de ser escultor le llevó a inventar una técnica artística única en el mundo basada en la creación de esculturas de metal mediante soldadura eléctrica, gracias a la cual conoció a numerosos personajes famosos del mundo del arte y del periodismo.
A diferencia de otras personas, nunca he tenido grandes pretensiones, ínfulas de superioridad o ambiciones por ganar premios, sino escribir de forma clara y sencilla al alcance de todos, y que en el futuro haya tenido la oportunidad de dejar un buen legado producto de mi labor.


Quisiera recordar a aquellas personas que nos han dejado pero que siempre estarán entre nosotros y a las cuales, en base a mi fe personal, tengo la convicción de que algún día nos volveremos a encontrar. Desde aquí deseo enviar un cálido y merecido homenaje a Agustín Bargueño, padre de mis amigos Carlos y Esther, y a Pilar Soriano, esposa de mi amigo José Martín Moreno. Ambos fueron excelentes personas sencillas y humildes, de infinita humanidad, buen padre y buena madre de familia, respectivamente, referentes y puntos de apoyo fundamentales para sus seres más queridos. Esta clase de experiencias que tanto nos entristecen nos enseñan a valorar mejor lo que tenemos.
Espero y deseo que el 2017 sea un año abierto a nuevas expectativas, a cambios positivos que permitan desarrollar mis proyectos. Con toda seguridad continuaré escribiendo artículos de historia local de Barcelona y de opinión en el presente blog y publicaré algún nuevo libro.


A nivel mundial se abre un futuro incierto destinado a establecer un nuevo orden en todos los aspectos. La crisis política, el libertinaje, un modelo económico agotado y unas leyes que otorgan impunidad a los corruptos y deja libre a criminales y delincuentes nos ha llevado a niveles de indignación traducidos en la proliferación de extremismos populistas, basados en actitudes racistas y xenófobas, y el resurgimiento de tics autoritarios como solución a los problemas y a un uso indebido y mal entendido de la democracia. Es importante recobrar el sentido común basado en el entendimiento y dar respuesta a los problemas sociales. Son tiempos de democracia participativa, en la cual la clase política debería renovarse adaptándose a nuevas funciones y a delegar parte de las decisiones a la sociedad, cuya voz y voto importa. Las leyes, la educación y la economía deben estar al servicio de las personas, pues ello es lo que contribuye al buen funcionamiento de un país. Por contra, cuando ambas no evolucionan e impiden el avance de la sociedad, se vuelven armas de represión y de adoctrinamiento. Es por ello que las declaraciones de principios, los métodos pedagógicos y los modelos económicos deben revisarse y renovarse periódicamente para evitar conflictos y apoderamientos basados en intereses personales. 


Ante una realidad tan plural y crecientemente heterogénea, es importante establecer programas de interculturalidad que acerquen posiciones y reduzcan prejuicios. Sin duda, la inversión en infraestructuras, educación y cultura es fundamental para el desarrollo óptimo de un país, y no existe mejor servicio a la patria que la patria te sirva a ti.
Quisiera terminar dirigiéndome a mi pareja, a mi familia, a mis amistades, a las personas que me siguen habitualmente a través de mi blog y por las redes sociales, y también a cualquier persona ciudadana del mundo, para desearos que paséis una Feliz Navidad y tengáis un Próspero Año Nuevo 2017.

3 comentarios:

Adolf R. Querol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolf R. Querol dijo...

Déu n'hi do! Enhorabona!

Ricard dijo...

Moltes gràcies. Una abraçada i Bones Festes.