jueves, 31 de diciembre de 2015

Os deseo un FELIZ AÑO 2016


Amigos y amigas:

Como es costumbre en estas fechas, quiero quedarme con los mejores recuerdos del año 2015 y empezar con alegría, ilusiones y esperanzas el nuevo 2016.
Estoy a punto de empezar un nuevo trabajo, hecho que ya supone para mí una inyección de energía positiva y de autoestima, así como la posibilidad de reactivar aquellos proyectos que he tenido aparcados. Aprovecho esta ocasión para solidarizarme con las personas que debido a una injusticia se hallan en riesgo de exclusión social y decirles que comprendo su dolor e indignación, pero que afortunadamente nada es eterno y tras la oscuridad volverá a brillar el Sol. Es inevitable dejarnos llevar por el contexto político y económico tanto local como mundial, y sufrir la situación de crisis. Sin embargo, todos tenemos una vida y un talento que, a pesar de las circunstancias, no podemos privar ni reprimir, razón por la cual debemos luchar para ser alguien, con independencia de lo que suceda más arriba de nuestras esferas. A pesar de las hostilidades y las represiones, nosotros somos en verdad la llave del mundo y podemos marcar el ritmo del progreso y de la evolución. Por la sencilla razón de que solo se vive una vez, debemos aprender a ser felices y evitar así que los años de crisis se conviertan en años perdidos y desaprovechados que jamás recuperaremos.


Para el año 2016 prometo nuevos artículos para mi blog, la mayoría sobre historia local de Barcelona y de los transportes, especialmente tratando aquellos temas de los cuales poco se ha escrito para hacer así algo distinto y original. También, inevitablemente, publicaré artículos de opinión personal acerca de temas de actualidad, algunos de ellos siempre controvertidos pero que animen el caldo y a provocar un rico debate.
En relación a mis publicaciones, espero poder editar nuevos libros y preparar otros. El primero y más importante a destacar previsto para el próximo Sant Jordi sería "José Martín Moreno. El oficio reintegrado al arte", la biografía de un hombre vecino del distrito de Nou Barris que creó una técnica escultórica metal-fuego única en el mundo que lo catapultó a conocer a muchos personajes famosos. Otros dos libros serán un recopilatorio de artículos de historia local de Barcelona y otro de historia de los transportes de Barcelona, ambos procedentes de una selección de entradas publicadas en este blog. Y finalmente espero publicar un monográfico sobre la historia de los autobuses suburbanos de Barcelona, conocidos como URBAS.


En síntesis, mucho trabajo por hacer con todo mi entusiasmo añadido. Proyectos no me faltan y además debo decir que siempre los he abordado desde la humildad. Nunca he creído ni he pretendido ser un gran escritor ni siquiera aspiro a ganar un premio. Solo deseo producir lo máximo posible y en un futuro a esperar muy lejano cuando yo ya no esté, tener la satisfacción de haber pasado por el mundo dejando un buen legado de información que las nuevas generaciones puedan leer y, por qué no, corregir y superar para que la rueda del saber jamás se detenga.
Igualmente he renovado mi confianza con el Arxiu Històric de Roquetes-Nou Barris y por ello continuaré mi habitual y cordial colaboración con la entidad, dedicándome especialmente al fondo documental el cual será especial protagonista para los próximos doce meses del nuevo año. Y naturalmente, tanto en esta entidad dentro de sus actividades mensuales programadas como allá donde sea solicitado, participaré para no perder la costumbre como guía de rutas urbanas y como conferenciante, al servicio de todas aquellas personas que quieran saber acerca de esta gran historia que contiene mi ciudad Barcelona.


En definitiva, creo haberme marcado metas realistas y ejecutables, sin la pretensión de caer en las tópicas proposiciones de año nuevo y que casi nunca se llegan a cumplir. Sin la intención de entreteneros más y aprovechando el contexto de estas fechas tan entrañables, quiero desearos que tengáis un feliz y próspero año nuevo 2016.

1 comentario:

Enric H. March dijo...

Molt bon any, Ricard i companyia, i molta sort en els nous projectes!