martes, 24 de diciembre de 2013

MENSAJE DE NAVIDAD 2013


Amigos y amigas:
Una vez más nos encontramos plenamente inmersos en estas fechas tan entrañables en las que no nos cansamos de expresar nuestros mejores deseos de paz, salud, amor y prosperidad. Estos afanes deberían anhelarse a lo largo del año, pues los tiempos de bienestar y concordia nunca pueden quedar limitados únicamente durante estas fiestas, sino hacerse extensibles para el resto de nuestras vidas. Sin caer en meras utopías, entre todos podríamos forjar esa felicidad de la Navidad durante los 365 días del año. Vivir más y mejor depende única y exclusivamente de nosotros.
Cerramos doce meses marcados principalmente por la fuerte crisis económica y la corrupción que tanto nos acechan. El mundo se halla bajo un proceso imparable de cambios políticos, económicos, sociales y climáticos que desembocarán hacia una nueva era. Nada volverá a ser lo que fue, y ante ello debemos ser fuertes y estar preparados para posicionarnos a la altura de las circunstancias, sin miedo alguno a pesar de los recelos, las dudas y las incertidumbres. Nosotros somos y seremos el motor de este cambio, quienes levantamos las naciones con el sudor de nuestra frente, quienes extendemos la libertad y los derechos humanos por todos los rincones del planeta, y quienes escribimos la historia, cuyas páginas demuestran que somos los agentes reales del progreso y la evolución.


El entendimiento, la conciliación y la concordia entre los hechos diferenciales son valores fundamentales para garantizar la cohesión, la convivencia y la igualdad de derechos y oportunidades. Las diferencias sociales, raciales, culturales y lingüísticas constituyen un enriquecimiento y un patrimonio a conservar. Ignorarlas, reinventarlas, desvalorarlas, prohibirlas, criminalizarlas o imponerlas solo responde a intereses particulares, individualistas y egoístas encaminados a dividir y a generar conflictos allá donde no existen. Cualquier constitución o estatuto debe tener como objetivos principales la convivencia, el progreso y el bienestar de las personas. Es razonable pensar que las leyes que emanan de estas declaraciones de principios deben acatarse y respetarse para garantizar la estabilidad. Sin embargo, toda carta magna que rige un país o una región es humana y, por consiguiente, imperfecta, por lo que debe evolucionar al mismo ritmo natural que lo hace la sociedad para poder satisfacerla. En caso contrario, cuando las leyes quedan atrás es contraproducente y aquellos principios y valores que antes nos defendían se pueden convertir en armas para la represión, imponiendo un modelo uniforme y artificial, alejado de la realidad. La clase política debería priorizar la lucha contra la corrupción y la crisis.


Es triste que determinados grupos han aprovechado esta situación de crisis como excusa para recortar derechos sociales, destruir la clase media y pregonar discursos populistas. Solo los enemigos de la democracia han sido los responsables de tales actos, demostrando cobardía e hipocresía, por lo que merecen desconfianza y posterior olvido en el momento en que se alcance la recuperación. Para conseguir una verdadera higiene y regeneración democrática, es necesario delegar poder y autoridad en favor de la sociedad, aumentando el diálogo entre el político y el ciudadano, llegando a acuerdos consensuados por todas las comunidades y generando nuevamente confianza. La sociedad debería ser en buena medida la arquitecta responsable de diseñar, modelar y construir su propio país para poder vivir mejor porque es un valor que nos pertenece, igual que una familia decora a su gusto el interior de su propia casa. Por contra, de seguir bajo esta situación de inmovilismo, inestabilidad y desprestigio político, podemos asegurar que el próximo 2014 será un año difícil y conflictivo que llevará a graves rupturas cuyas consecuencias podrían afectar severamente a la ciudadanía, produciendo daños irreparables hacia los más vulnerables.


En este 2013 he continuado mi colaboración desinteresada en el Arxiu Històric de Roquetes-Nou Barris, que ha celebrado sus 30 años de existencia cumpliendo fielmente con todos sus objetivos. Actualmente, ha conseguido afianzarse definitivamente en su nuevo local, en el Espai Via Favència, abriendo la puerta a cambios que asegurarán y consolidarán su futuro en los próximos años. Después de haberse dedicado el presente curso a la defensa del patrimonio de Nou Barris, objetivo que juntamente con la difusión de la memoria histórica son los dos grandes pilares de la entidad, se prevé que el 2014 se dedique a personajes y figuras importantes y decisivas que han dejado una imprenta en el distrito. Aumentar tanto el numero de socios como el de colaboradores asiduos son objetivos que deberían marcarse para garantizar la continuidad y el buen ritmo de trabajo en el futuro. Tras más de 14 años colaborando, diviso el fin de un ciclo y una inminente renovación personal que me permitirá delegar responsabilidades y acaparar menos compromisos. Ello me posibilitará dedicarme a aquellas facetas que quiero desarrollar, especialmente como historiador local, tomando el ejemplo de nuestro querido compañero y maestro Francesc Pujol Martínez, desaparecido hace 10 años, y que personificó su frase "hagamos cultura en los barrios".


A pesar de estar siempre activo y con nuevos proyectos, el ámbito del mercado laboral ha sido desgraciadamente negativo durante todo el año. Igual que yo, son muchísimas las personas en paro de edades comprendidas entre los 40 y los 60 años que a pesar de su experiencia y potencial se sienten ignoradas. No debemos olvidar que este grupo es quien más y peor padece la situación de inactividad y a medio plazo tiene mayores posibilidades de hallarse en riesgo de exclusión social. Tanto la clase política como especialmente los empresarios deberían adoptar posturas más benevolentes e indulgentes y valorar las ventajas que supone incorporar a quien es válido con independencia de su edad. El mercado laboral debería de estar siempre abierto a todo el mundo en edad de trabajar. Discriminar por edad equivale a menudo a privar del derecho al trabajo. No obstante, tengo la convicción de que en el próximo 2014 mi situación será propicia a una inmediata estabilidad, pudiendo así impulsar mis planes de futuro.


Durante el presente año he tenido la fortuna de publicar un nuevo libro, el séptimo de mi producción personal, llamado "Así era Nou Barris", el cual, junto con mi presente blog, consolida y refuerza mi vocación como historiador local. Quisiera agradecer de todo corazón a todas aquellas personas que pacientemente siguen con gran interés mis singulares artículos tanto relacionados con la historia de Barcelona como los de opinión personal. A pesar de las adversidades generadas por la crisis, es fundamental que todos y cada uno de nosotros nos dediquemos a aquellas cosas que tanto nos gustan y llenan porque son las que realmente hacen sentirnos útiles y otorgan sentido a nuestras vidas. Aunque el contexto que nos rodea nos influye en el día a día, es importante mantenernos firmes en el interés por vivir lo mejor posible y que nuestra propia felicidad dependa exclusivamente de nosotros mismos.


Las amistades son uno de los valores más preciados que garantizan la relación y el contacto con el mundo, a menudo una segunda familia donde ampararnos. Ser sociables nos hace madurar, entender más bien las cosas y defendernos mejor ante el mundo. En algún momento de nuestra vida será necesario ofrecer nuestra mano a nuestros amigos de siempre, o talo vez de ellas necesitaremos también su ayuda. La solidaridad y el compromiso mutuo es la mejor arma contra las adversidades, y compartir lo que cada uno de nosotros puede aportar, por modesto que sea, un enriquecimiento. Aquellas personas que adoptan actitudes negativas o posturas inflexibles e intransigentes obligando a arrastrar a los demás hacia su territorio no hacen más que dañar las amistades, ahogar sus recursos y empobrecer la convivencia. De la amistad real nacen grandes equipos, grandes ideas y grandes proyectos, a la vez que se conocen otros puntos de vista del mundo y de la vida.


Sin duda, el principal valor de la humanidad es la familia, el pilar que nos permite salvaguardarnos y a la vez dar sentido a nuestras vidas. Junto con las amistades, es la columna de nuestra formación como personas, de nuestro autoconocimiento y de nuestra personalidad. Aunque a veces la convivencia es difícil, el sentimiento de unión y de estimación de cada miembro es único e irrepetible, no pudiendo ser igualado por nada ni por nadie. Para el próximo año, mi hermano Tomás contraerá matrimonio con Claudia, a quien ya considero desde hace tiempo mi cuñada. Ello supondrá un nuevo cambio en mi vida al lado de mi padre. De la futura e inmediata experiencia espero obtener resultados positivos por las nuevas responsabilidades que deberé acatar y dirigir. Tras unos años grises debidos a circunstancias tanto personales como ajenas a mi voluntad aunque con muchos buenos acontecimientos y grandes momentos de felicidad que merecen ser recordados, tengo la convicción de que el año 2014 me traerá cambios positivos en el ámbito familiar, social, laboral y sentimental.


A las personas que bajo la injusticia de esta crisis se encuentran en desempleo, en riesgo de exclusión social, en los límites del desahucio, enfermas o en cualquier otra situación desfavorable, quiero expresarles mi total comprensión y a la vez darles todo mi ánimo y apoyo para que puedan salir del pozo tan pronto les sea posible. Para terminar, desde aquí quisiera dirigirme a vosotros con un fuerte y cálido abrazo para desearos de todo corazón y con mis mejores sentimientos que paséis unas Felices Fiestas y tengáis un Próspero Año Nuevo.

8 comentarios:

railsiferradures dijo...

Molt bon Nadal Ricard,
Desitgem, que aconsegueixis aquest nou any tot el que t'has proposat i que en aquest país la lògica del bé comú s'imposi sobre tot aquest egoisme imperant.
Una abraçada.
rails i ferradures

railsiferradures dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
andreumarfull dijo...

Caram quina declaració de principis i voluntats.
Felicitats sinceres per la seva atenció i compromís.

Enric H. March dijo...

Ricard, bon Nadal, salut i justícia!

Dany dijo...

BON NADAL I BONES FESTES EN PAU I ALEGRIA

Ricard dijo...

Gràcies a tots. Bones Festes. Una abraçada.

Jordi Marí dijo...

Hermosa declaración de intenciones y principios. Tú, estimado amigo, eres prueba viviente de que lo que numerosas personas presas del desencanto dan en llamar "utopía", lejos de resultar una quimera, es un valor tangible.

Te deseo un Maravilloso 2014.

(Por cierto, preciosas fotas adjuntas).

Un rotundo abrazo.

Ricard dijo...

Gracias. Igualmente que pases Felices Fiestas y tengas un excelente año 2014. Tus proyectos y ambiciones llegarán a la cima gracias a tu esfuerzo. Un fuerte abrazo.