domingo, 3 de febrero de 2013

Los autobuses del barrio de Can Tunis: evolución hasta la actualidad y los servicios especiales

Foto. Pere París

En este artículo de la serie dedicada a la historia de los transportes de la barriada de Can Tunis se hablará acerca de las líneas 38 y 21 de autobús así como de los servicios especiales de los cuales hay constancia de su existencia.

La línea 38
El 26 de septiembre de 1986 se estrenó la nueva línea 38 de autobús, resultado de una reordenación de los servicios a Can Tunis que sustituía a las líneas 8, 48 y 108 para unificarlas en una sola con un itinerario en ambos sentidos que cubría buena parte de las anteriores. El recorrido partía de la plaza de Catalunya, y continuaba por La Rambla, plaza del Portal de la Pau, paseo de Josep Carner, ronda del Litoral, paseo de Can Tunis, carretera de Circumval•lació Tram 5, calle A, calle 62, paseo de la Zona Franca, plaza de Ildefons Cerdà, Gran Via de les Corts Catalanes, plaza de Espanya, avenida del Paral•lel, Parlament, ronda de Sant Pau y Manso.
En diciembre de 1993 Transports Metropolitans de Barcelona estudió su modificación para ofrecer servicio por el interior del puerto, una buena idea que finalmente solo se quedó en un proyecto que nunca se llevaría a cabo.

Foto: Joan A. Solsona

El 18 de noviembre de 1996 amplió su recorrido desde la calle Manso hasta el Hospital Clínic, circulando desde la calle del Parlament por Comte d’Urgell, València, Enric Granados y Rosselló, para volver en sentido plaza de Catalunya por Villarroel y Manso. Esta mejora se efectuó a petición vecinal para facilitar la conexión con este importante centro hospitalario y la Escola Industrial, dentro de un plan de mejora de la red de autobuses que preveía la prolongación de varias líneas y la supresión de las solapadas con otros servicios de transporte. A finales del mismo mes y año, debido a las obras de reconstrucción del incendiado teatro del Liceu, varió temporalmente su recorrido pasando a circular a partir de las 15:00h. por la Via Laietana en sentido mar, aunque haciéndolo por La Rambla en sentido montaña.
El itinerario a su paso por Can Tunis era cada vez menos rentable porque la barriada iba desapareciendo y, por consiguiente, perdiendo pasajeros. En los terrenos donde hubo casas se preveían para una ampliación del puerto de Barcelona. Además, había el agravante de que una parte del pasaje lo constituía un colectivo de drogodependientes que se dirigía regularmente a las chabolas cercanas a Can Tunis para adquirir la mercancía. En esta barriada solía estar permanentemente estacionado un autocar de la Asociación de Bienestar y Desarrollo, entidad encargada de atender a prostitutas, toxicómanos y punteros, hasta el punto de concentrar el 70% del programa de intercambios de jeringuillas de toda Cataluña, llegando a dispensar un promedio de 2500 unidades diarias.

Foto: Josep Pretel

Todo ello convirtió la línea 38 en un servicio inseguro, incluso llegando a ser apodado popularmente como “el autobús de la droga” o “el yonkibús”•. De hecho, estos usuarios subían y bajaban del autobús sin pagar billete, bajo el consentimiento por parte de los conductores los cuales, atemorizados, evitaban así cualquier tipo de incidente y resultar dañados. Ocasionalmente en cada vehículo iban un par de policías para garantizar la seguridad entre el ya escaso público convencional.
Para ofrecer mejor servicio y evitar las descompensaciones entre el tramo comprendido de la plaza de Catalunya al Consorci de la Zona Franca (muy escaso de pasaje) con respecto al del citado punto hasta el Hospital Clínic (de buena afluencia de usuarios), el 25 de enero de 2000 la línea 38 recortó su recorrido hasta el Consorci de la Zona Franca, mientras que el tramo desde dicho punto hasta el Hospital Clínic pasó a formar parte de una nueva línea, la 37.
El 6 de mayo del 2003, con motivo de la modificación de los terminales de la ronda de Sant Pere para mejorar el espacio de origen y final de la línea 22 que comenzaba a ser servido mayoritariamente por vehículos articulados, la línea 38 trasladó su parada en la ronda de la Universitat a la altura de la calle de Balmes. Desde el 12 de mayo del 2005, y aproximadamente durante un periodo de cuatro meses, las obras de remodelación de los vestíbulos y andenes de la estacón “Liceu” de la L3 de metro obligaron a desviar su recorrido por la ronda Sant Antoni, Comte Borrell (regresando por la ronda de Sant Pau) y la avenida del Paral•lel para retornar su recorrido habitual desde las Drassanes.

Foto. Josep Pretel


La línea 21
Con la finalidad de limpiar la denigrante imagen ofrecida, el 27 de junio de 2006 la línea 38 se reconvirtió en la nueva línea 21, con un nuevo recorrido desde el Paral•lel hasta El Prat de Llobregat, creando así un nuevo eje de transporte público que cubría la barriada de Can Tunis y dotaba de mejor servicio al Consorci y al polígono industrial y logístico de la Zona Franca. Además, la eliminación de las últimas chabolas que vendían droga erradicó definitivamente el pasaje conflictivo aunque dispersó a los drogodependientes hacia otras barriadas de Barcelona, especialmente en el Raval y en Can Dragó. Precisamente el mal recuerdo que dejó la línea 38 en la ciudadanía barcelonesa fue uno de los motivos por los cuales se cambió la numeración al 21 como una estrategia de disuasión. Como nueva línea, se consiguió captar a nuevos usuarios, básicamente habitantes pratenses y a empleados de la industria y servicios, creando así un corredor directo entre El Prat de Llobregat y Barcelona sin tener que pasar por la plaza de Espanya, permitiendo correspondencia con Rodalies-RENFE, a la vez que atendía el sector de Mercabarna y varias industrias de la Zona Franca, con más de 43.000 puestos de trabajo directos.
La línea 21 tiene su origen y final en la avenida del Paral•lel, y continúa por plaza de les Drassanes, paseo de Josep Carner, ronda del Litoral, carretera de Circumval•lació Tram 5, calle 1, calle 62, calle 2, calle A, calle 4, Major de Mercabarna, Pont de Mercabarna, circulando en El Prat de Llobregat por la ronda de Llevant, Lo Gaiter del Llobregat, Santiago Rusiñol, avenida de Apel•les Mestres, avenida del Remolar y Vall d’Aran, ante la nueva estación intermodal de Rodalies-RENFE.

Foto: José Mora Martín


Servicio especial al cementerio de Montjuïc
Las primeras noticias que tenemos sobre la existencia del servicio especial interior al cementerio de Montjuïc es del 1956, en que se anunció con motivo de la celebración de la festividad de Todos los Santos y el día de Fieles Difuntos el establecimiento de un servicio extraordinario dentro de este camposanto, cuyas dimensiones y pendiente dificultada su desplazamiento a pie.
Años después, el 31 de octubre de 1968 se restableció este servicio especial de microbuses, que circulaba desde las 15:00h. hasta las 19:00h. servido por dos vehículos, y el 1 de noviembre siguiente desde las 7:45h. hasta las 19:00h. pero con seis vehículos. Poco después, en vistas del buen resultado que obtuvo este servicio extraordinario, se decidió establecerlo como definitivo aunque solo funcionaría los domingos y días festivos de todo el año con dos microbuses. Así, el 10 de noviembre de ese mismo año volvió a funcionar bajo el indicativo “Interior Cementerio”.
A partir de 1972 fue conocida como la línea 638, aunque en los microbuses este distintivo no constaba sino que era solo a efectos internos de Transportes de Barcelona. En 1973 este distintivo especial cambió al número 637.


El 3 de febrero de 1985 se prolongó la línea desde la puerta de entrada al cementerio hasta la confluencia de la calle de la Mare de Déu del Port con el paseo de Can Tunis, lo que facilitaba la correspondencia con las líneas 8, 48 y 108 de autobús, y al año siguiente con la línea 38. Desde el año 2002 este servicio se le conoce con el número 107.
El 20 de marzo del 2005 amplió en tres paradas nuevas su recorrido por el interior del cementerio.
Otro servicio especial extraordinario con motivo de la celebración de la festividad de Todos los Santos y el día de Fieles Difuntos fueron las líneas lanzaderas desde la plaza de Catalunya hasta la entrada al cementerio de Montjuïc. Años después, dicho servicio desapareció y fue asumido por la misma línea 38 reforzada con la incorporación de autobuses articulados. En la actualidad el transporte especial al cementerio tiene su origen y final en la plaza de Espanya y circula por el interior de la montaña de Montjuïc hasta la entrada superior al camposanto, en el paseo del Migdia.



Servicios especiales a la playa de Can Tunis
Durante la década de los años sesenta se pusieron en circulación servicios especiales de verano con destino a la playa de Can Tunis para satisfacer la demanda de usuarios que se dirigía hacia la zona de baños. Existe constancia que en los veranos de los años 1962 y 1963, entre el periodo comprendido de principios de junio hasta finales de septiembre, aproximadamente, circuló una línea de autobús con el distintivo de "Baños Casa Antúnez" que estaba servida por cuatro coches (en 1962) y cinco coches (en 1963), con un itinerario semidirecto entre la plaza de España y las Atarazanas y una única parada intermedia en el paseo de Can Tunis, frente a la playa.
Dos años después se creó la línea especial 108 (con el mismo número de la línea circular creada en 1979) que solo circulaba los días festivos de verano con un recorrido directo sin paradas intermedias desde la plaza de España y desde las Atarazanas hasta la playa de Can Tunis. Es decir, se trataba en realidad de dos líneas con el mismo número. Concretamente circuló del 16 de mayo al 1 de octubre de 1965, entre el 29 de mayo y el 1 de octubre de 1966 y entre el 4 de junio y el 1 de octubre de 1967. En vistas de la escasa rentabilidad del servicio, a partir de 1968 ya no se restableció. En 1970 la playa de Can Tunis desapareció para siempre por la ampliación del puerto de Barcelona.


No hay comentarios: