miércoles, 30 de septiembre de 2009

No hagamos demagogia barata con la lengua

Recientemente, en la sección de cartas de los lectores de El Periódico de Catalunya, han aparecido dos lamentables escritos en relación con la polémica lingüística. La primera, explicaba que en una página web de abasto internacional le fue censurado a un usuario un comentario que él escribió en catalán simplemente porque no se admitía el uso de determinadas lenguas, y que en otra lengua le podría ser publicada. En una segunda carta, llegó una réplica de la anterior que respondía diciendo que en una web de ámbito internacional era recomendable usar el castellano y el inglés para que tuviese mayor proyección mundial y llegara a más usuarios del planeta debido a que eran idiomas muy extendidos. Además, dio a entender que su actitud era cerrada y provinciana y que por culpa de eso nos tienen manía en el resto de España.
En todo este asunto, ciertamente, admito que a la hora de establecer una comunicación de carácter internacional para que el resto del mundo te entienda es necesario hacer uso de alguna de las lenguas más habladas y extendidas, entre ellas el castellano y el inglés. Hasta aquí, puedo aceptar la réplica. Ahora bien, lo que me parece inadmisible es que se vuelva a caer en el falso tópico de que los catalanes somos cerrados porque hablamos en catalán, y quienes hablan castellano e inglés son más abiertos. Esta afirmación es una demagogia barata y oportunista, perfecta para criminalizar a la lengua catalana y caer en el absurdo de que quien la habla es solo para molestar.
Respondiendo a esa gente que se cree más "abierta" al mundo, les diré que en realidad los cerrados son ellos y no los catalanes, ya que con esta actitud demuestran intenciones lingüísticas y culturales uniformistas, pues ignoran la riqueza que ofrece la diversidad lingüística y cultural de nuestro mundo. Se trata de gente que, bajo esa apariencia abierta, en realidad encubren una actitud globalizadora, linguocida y etnocida, pues se tiende a desvalorar todo aquello que es minoritario. Así, pues, quienes hablan inglés y castellano creyendo que son más abiertos es rotundamente falso, porque en realidad se trata de un chovinismo internacional, de un "nacionalismo mundial" cerrado y excluyente con respecto a la diversidad y a la pluralidad, globalizador y uniformista. ¿Lo minoritario molesta y no tiene futuro? Entonces, por ejemplo, exterminemos a los aborígenes y a las tribus africanas y polinésicas, ya que probablemente, por ser minorías, no tienen futuro en la Tierra y solo molestan a la mayoría de la humanidad que forma parte de la gran cultura de la hamburguesa y del fútbol. ¿Qué os parece?
Si realmente los catalanes son tan cerrados por hablar catalán en vez de renegar y usar solamente castellano e inglés, ¿cómo ha logrado una tierra como Cataluña, presuntamente cerrada, excluyente y provinciana, tener la proyección internacional y turística actual, y haber conseguido ser la comunidad autónoma de España más conocida en el mundo entero? ¿cómo ha logrado atraer a tantas empresas extranjeras? ¿cómo ha logrado atraer a tanto turismo? ¿cómo ha logrado llenar de estudiantes la Universitat Internacional de Catalunya? Si alguien lo sabe que me lo explique.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

La Mercè: una festa barcelonina contemporània

Un any més torna a celebrar-se la tradicional la Festa de la Mercè, la festa major de la ciutat de Barcelona que en realitat no és gaire antiga, doncs es va instaurar a l’any 1871, quan l’Ajuntament va decidir de programar una sèrie d’actes festius per a commemorar la festa de la Mare de Déu de la Mercè, el 24 de setembre. Des d’aleshores va quedar instaurada com a festivitat de la capital catalana. A l’any 1902 es va potenciar amb la inclusió de costums tradicionals de Catalunya. Com van ser les cavalcades, la primera trobada de gegants, el primer concurs de castellers i balls de sardanes. És per aquest motiu que la Festa de la Mercè va passar a ésser popular perquè la ciutadania hi podia participar i no ésser únicament espectadora. Actualment s’han afegit noves activitats més variades i multiculturals lligades als nous temps, i són d’especial rellevància la Fira de Vins de Catalunya, el correfoc, i la marató popular o cursa de la Mercè. La cloenda de les festes és l’espectacle Piromusical celebrat a l’alçada de la font màgica de Montjuïc sota la sincronització d’un concert musical.
L’origen de la veneració de la Mare de Déu de la Mercè prové de molt antic, quan a l’any 1218, segons explicà Sant Pere Nolasc, se li va aparèixer la Verge donant-se a conèixer com la Mercè, i el va animar a què es fundés una ordre religiosa destinada a la redempció dels cristians captius sota el domini musulmà que aleshores patia la península ibèrica. Així, al mateix any, a la catedral de Barcelona, i amb el suport del rei Jaume I el Conqueridor i el Consell de Sant Ramon de Penyafort, es fundà l’anomenada Celeste, Reial i Militar Ordre de la Mercè, que a l’any 1271 es denominà Ordre de la Verge de la Mercè de la Redempció dels Cristians Captius de Santa Eulàlia de Barcelona.
Entre 1765 i 1775 es va construir al barri gòtic de Barcelona la Basílica de la Mercè, d’estil barroc, obra de l’arquitecte Josep mes i Cordal. A l’interior, la decoració és d’estil rococó i hi ha una estàtua de la Verge de la Mercè, de 1361, atribuïda a l’escultor Pere Moragues. Fins a l’any 1835 en què es va desamortitzar, va pertànyer a l’Ordre Mercedària.
Bones festes de la Mercè a tothom!

sábado, 19 de septiembre de 2009

La inmadurez de una parte del pueblo norteamericano

En los últimos días se está debatiendo en los Estados Unidos de Norteamérica acerca de la posibilidad de crear un sistema de Seguridad Social, propuesta del presidente Barak Obama y que ya tiene antecedentes históricos en otros políticos del mismo Partido Demócrata. Sin embargo, todavía topa con la resistencia de un sector de la población y en especial por la oposición, el Partido Republicano. Este problema, igual que muchos otros, denota que una parte del pueblo norteamericano es inmaduro y necesita evolucionar. Son la primera potencia mundial sencillamente porque poseen la tecnología y el dinero, siendo una parte importante de ese mérito la “fuga de cerebros” del continente europeo al americano, pero la mentalidad de parte de su gente dista en muchos aspectos de vivir en el siglo XXI. Sin embargo, no por ello resulta una sociedad antipática y maliciosa. Al contrario. En las ocasiones que he viajado a los Estados Unidos me he encontrado con una gente más bien simpática, amable, cordial, abierta y bienintencionada. Tampoco quiero decir que sean ignorantes y estúpidos, pues las universidades tienen mucho prestigio a nivel mundial y ofrecen una excelente preparación para sus estudiantes con toda clase de medios disponibles para una buena formación de futuro. No se trata, pues, de un problema intelectual o emocional, sino de madurez, que de hecho afecta más en la “country” o Norteamérica profunda que en las grandes ciudades.
En definitiva, tampoco me dirijo a todo el país en general sino a aquel sector más inmovilista en particular que, arraigado a determinados principios que rozan el ultraconservadurismo y oponiendo toda clase de resistencias a evolucionar, están dañando a medio planeta. Lo peor de todo es que no quieren verlo a pesar de las evidencias, debido a que el orgullo se les come por dentro hasta el punto de creerse incuestionables, como si fuesen lo mejor del mundo y que por encima de ellos no existiese nada mejor. Analicemos algunos aspectos.
El sistema sanitario es realmente pésimo. Quien tiene dinero y puede permitirse el lujo de pagarse una clínica privada no tiene problema alguno, pero en caso contrario supone una grave situación. No comprendo la oposición de ese determinado sector de la población a un sistema de seguridad social. O sea, que solamente tienen derecho a medicarse los adinerados, y el resto que se fastidien, que se busquen la vida y se espabilen. Así, el enfermo pobre con una enfermedad curable puede morir porque no puede pagarse un tratamiento. Que yo sepa, existe una Declaración de los Derechos Humanos donde la atención medica y sanitaria es fundamental para todos sin excepción.

Otro problema es el referente a la educación. Debido a la presencia generalizada de escuelas privadas, se desaprovechan muchos prodigios en bruto que desgraciadamente jamás tendrán la oportunidad de demostrar lo que son capaces de desarrollar y aportar. El niño pijo hijo de papá que no da golpe dispone de todos los medios para estudiar, y a menudo consigue el aprobado gratis gracias a las buenas migas establecidas entre el padre y el catedrático, y problema arreglado. Y mientras esto sucede, el hijo del pobretón, del “negrata” del Bronx o del “sudaca” de California con un gran potencial intelectual a desarrollar que no dispone de dinero, jamás podrá llegar a la universidad y deberá de conformarse con aprender un oficio. Es otro ejemplo similar al anterior, pues el derecho a recibir educación se contempla en dicha Declaración.
Un fenómeno que a menudo pone en cuestión la “democracia ejemplar” de los Estados Unidos es su empalagoso nacionalismo de estado, que tanto anula a las personas, las desvalora y las convierte en solo simples piezas de un aparato superior llamado estado. Las banderas, el himno, el juramento ante Dios, la Biblia y ante la Constitución incluso en las escuelas, etc, supone que el ciudadano se convierta primero y por encima de todo en norteamericano antes que en persona humana. Es decir, que la patria, la bandera, Dios (no en el que yo creo sino otro inventado por ellos que castiga y justifica las guerras), el himno y la Constitución tienen más derechos que las personas, y deben de protegerse por encima de todo.

El militarismo es uno de los cánceres de la humanidad, pues sin ellos el mundo viviría más tranquilo. Hacer una “guerrita” suele formar parte del curso del mandato de la mayoría de los presidentes norteamericanos. Siempre se deben por el dinero y el petróleo, y siempre son el bando de los buenos. Cualquier idea contraria a ellos es mala y corres el riesgo de volverte en un “enemigo del mundo”, del “eje del mal”. El militarismo, el FBI y la CIA son tres lobbies de poder muy peligrosos que actúan en cualquier ámbito, y se encargan de hacer y deshacer impidiendo el auge y desarrollo de ideas progresistas y políticas sociales. Son la dictadura silenciosa de los Estados Unidos disfrazada de defensora de la patria y de la democracia.
La dieta alimentaria de los norteamericanos es de las peores del mundo. Me parece vergonzoso y repugnante que una persona coma y coma hasta convertirse en una montaña de carne y grasa con patas. Además, comer y comer hasta reventar y morir de un infarto me parece algo propio de ignorantes y estúpidos. Es un reflejo del sobreconsumo y de la sobrealimentación, mientras que una parte del planeta padece y muere de hambre. Deberían de desnudarse y ponerse ante un espejo y preguntarse a sí mismos “¿no me da vergüenza de pesar 200 kilos por haberme sobrealimentado indiscriminadamente e incontroladamente mientras una parte del mundo no tiene ni pan ni agua?” Creo que los obesos deberían de sonrojarse, y además se pone en evidencia la hipocresía del culto al cuerpo y los gimnasios.


En cuanto a la economía se refiere, Estados Unidos es un país que funciona muy bien, con un buen nivel y calidad de vida a pesar de algunas graves deficiencias. Sin embargo, su modelo está quedando anticuado y una falta de renovación y refundación del capitalismo hacia un modelo más social y de bienestar ha traído en buena medida a la actual crisis económica. Los tiempos cambian, y la sociedad demanda una evolución, y nada se puede forzar hacia el inmovilismo porque no existen métodos económicos y científicos definitivos y permanentes. Actualmente, una economía basada en el coche y el petróleo es un error. Se puede desarrollar un nuevo modelo más respetuoso con el medio ambiente y que a la vez obtenga grandes beneficios económicos. Si el modelo norteamericano de desarrollo económico lo copian los países de economía emergente se prevé que en el planeta Tierra no haya suficientes recursos para todos. Espero que estos países, como la China o la India sean un poquito más inteligentes y crezcan como potencias mundiales de un modo más sostenible y ejemplar.
Actualmente, Estados Unidos es uno de los países más contaminantes del planeta. Parece de Obama prevé medidas medioambientales, y parece que políticos republicanos van tomando conciencia. Menos mal. Pero para ello hay que transformar la economía. No firmar los protocolos como el de Kioto alegando que eso supondría la destrucción de miles de puestos de trabajo es una excusa barata, ya que cuando ha convenido se han destruido muchos y se han creado otros. Así, por ejemplo, yo no hablo de cerrar las factorías de automóviles, sino que estos que se fabriquen no sean contaminantes.
Desgraciadamente, la cultura y la proyección mundial de lo norteamericano ha traído a la llamada globalización, que no es otra cosa que la americanización del planeta. ¿Por qué tienen que hacer eso, decir al resto de países del mundo como tienen que ser y lo que tienen que hacer? ¿Acaso la cultura de la hamburguesa es una cultura superior tan enriquecedora? Sin embargo, ellos no soportan que se les critique. No cabe duda de que el fomento de la diversidad cultural y lingüística beneficiaría mucho a los norteamericanos porque supondría una mayor comprensión de las civilizaciones humanas, aprender que nadie es superior a nadie y sobre todo la eliminación de muchos prejuicios que tantas guerras han causado.
En el aspecto religioso, alertar acerca de la tergiversación de la figura de Dios para ponerlo al lado de unos gobernantes que justifican la guerra y la pena de muerte, y así tenerlo de su parte. Hacer el mal en nombre del bien y venderlo como que eso es el bien, es decir, hacer un uso malicioso de la religión, deberían de considerarlo como el segundo gran triunfo del diablo (el primero se dice que es convencer al mundo de que no existe). La proliferación de creyentes ultraconservadores evangelistas y similares han convertido en regímenes teocráticos algunos pueblos de la Norteamérica profunda, y eso es lo peor que puede pasar porque es una plaga peligrosa y muy malintencionada bajo esa vida consagrada a Dios, mejor dicho, a su Dios.
¿Dónde está el sueño americano? Preguntémosle a la inmigración, a la gente de color y a las clases medias bajas. No es más que un mito al alcance de unos pocos.

Soy consciente de que todo lo expuesto hasta aquí es un comentario muy crítico hacia una parte (insisto, no toda) de la población norteamericana que todavía no ha cambiado el “chip”. No es que yo pretenda hacer como ellos, o sea, decir como tienen que ser o lo que tienen que hacer porque no tendría ningún derecho, sino, que hay una serie de aspectos que serían mejorables y así entonces podrían dar con mucho gusto buen ejemplo al mundo. En definitiva, un sector del pueblo norteamericano necesita madurar y para ello todavía falta mucho. La victoria de Obama es solo el posible principio de un largo camino por recorrer hacia otro mundo posible.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Veritats i mentides de la Diada de Catalunya

L’onze de setembre de cada any es celebra a Catalunya la Diada, que és la festa major de la nostra terra. Resulta força trist veure com en els darrers anys, s’ha polititzat fins a tal punt que ha mort aquell esperit dels “Ciutadans de Catalunya” de l’any 1977, de la Catalunya del President Tarradellas. Per a mi, aquesta va ser l’única i vertadera Diada de Catalunya, i cap altra.
Tant per part dels col·lectius nacionalistes i independentistes com dels antinacionalistes, han convertit la festa erròniament en una manifestació separatista. És aquest el vertader esperit de la Diada? És realment una festa de discòrdia? La memòria històrica és objectiva i ens explica la veritat. Només cal burxar una mica per comprovar que la Guerra de Successió no va ser una guerra per a la independència de Catalunya. Al contrari. El poble català gaudia d’uns privilegis que no plantejaven el sentiment de construir un estat independent d’Espanya. És a dir, que no havia separatisme i el sentir-se català i espanyol era aleshores una cosa normal i no era objecte de discussió. La batalla contra els borbons va ser, en definitiva, perquè Catalunya era contrària al sistema estatal i administratiu centralista, liberal, antifuero i uniformista francès que volia imposar Felip V, a diferència del model carlista que no era discriminatori. És més, el personatge de Rafael de Casanova no era antiespanyol, sinó ben al contrari, doncs ell afirmava que havia de guanyar-se la guerra contra els borbons “per a garantir les llibertats i els privilegis de Catalunya i dels nostres companys d’Espanya”. Fins i tot, quan va ser ferit de bala hi ha l’anècdota de què va cridar “visca Espanya”. Tot plegat es troba documentat en escrits de l'època. Quin sentit té, doncs, que els col·lectius independentistes li portin flors?. L’historiador Antoni Rovira i Virgili, que era nacionalista, fins i tot ell afirmà que “els veritables hereus directes dels combatents de 1714 no van ser els nacionalistes separatistes, sinó els carlistes”. En resum, va ser una guerra amb un caire antifrancès i successionista, i no nacionslista i separatista.
Ara bé, tampoc estic d’acord amb la postura per part d’alguns sectors antinacionalistes d’abolir la festa de l’Onze de Setembre i canviar-la, tal i com proposaven, per la de Sant Jordi, un dia que no és festa institucional i que ho mereixeria.
A nivell personal, la Diada de Catalunya que jo celebro res té a veure amb els tòpics i les manipulacions polítiques que l’han pervertit i tergiversat. Històricament, la considero una commemoració del dia en què el poble català va perdre oficialment els seus drets, privilegis i llibertats, i que malgrat això ha estat capaç de mantenir i perdurar les seves senyes d’identitat pel que fa a la llengua, la cultura i els costums. Dit d’una altra manera, és (en realitat ho hauria d’ésser) una festa que reconeix la força del poble català a conservar-se com a tal, tant si guanya com si perd una batalla, i que aquestes senyes abans esmentades no han estat mai derrotades.
Familiarment, la celebro perquè ha estat una tradició a casa meva el fet de col·locar la senyera al balcó de casa meva, un costum que mai no penso perdre i que la meva mare em va ensenyar des de ben petit.
I políticament parlant, per a mi, i ho torno a repetir, l’única i vertadera Diada de Catalunya va ser la de l’any 1977, quan un milió de persones van sortir al carrer unides per a uns desitjos comuns, sense prejudicis lingüístics i culturals com passa actualment. Aquells eren els vertaders “Ciutadans de Catalunya” que hagués merescut mantenir fins a l’actualitat, nets de mentides i perversions. Va ser la Diada a la qual van anar el meu pare, el meu germà Tomàs i el meu padrí, que va cridar a tota veu “volem l’Estatut”. La Diada del Molt Honorable President de la Generalitat, Josep Tarradellas, el president de tots els “Ciutadans de Catalunya”, de la pau, la conciliació i la concòrdia, malauradament oblidat i marginat però que jo sempre reivindico.
Aquesta és la commemoració que jo faig quan col·loco la senyera al meu balcó.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

25 años de “PLANETA IMAGINARIO”

Madre mía. Qué buen programa de televisión era “Planeta Imaginario”, hecho con bajo presupuesto y escasez de medios, pero con una gracia y una fantasía aprovechadas al máximo. Gustaba tanto a los niños como a los adultos. Era realmente encantador. Es de aquellas cosas que cuando las vuelves a ver de adulto te llenan la cabeza de añoranzas y de buenos recuerdos de tu infancia. ¿Os acordáis de “Planeta Imaginario”?
Este programa empezó hace un cuarto de siglo en Televisión Española, es decir, en 1983, dentro del llamado Circuit Català de TVE que retransmitía desde los estudios de Miramar, en Montjuïc, solo para Cataluña y Baleares. Se emitía todos los sábados por la mañana.
Transcurrido un año, se optó por retransmitirlo a partir de 1984 a la primera cadena de Televisión Española, los lunes por la tarde. Volvieron a repetirse todos los capítulos emitidos por el Circuit Català pero doblados al castellano, y luego se rodaron nuevos episodios. Tenían una duración de unos treinta minutos. En total, se rodaron treinta y tres programas, de los cuales tres se emitieron en 1983, dos en 1984, dieciséis en 1985 y doce en 1986.
Desgraciadamente, “Planeta Imaginario” no tuvo mucha continuidad y en 1986 dejó de emitirse definitivamente, no tanto por falta de audiencia sino porque era el inicio de la decadencia cualitativa de los programas televisivos, y pronto las nuevas programaciones destinadas a un público de masas irían sustituyendo a las más antiguas que tantos años duraron. Sin embargo, se convirtió en un programa de culto que mantuvo a un público infantil y juvenil muy fiel y a unos cuantos adeptos no tan jóvenes que valoraron a “Planeta Imaginario” tal y como se merecía. Actualmente los capítulos están muy buscados y existen algunos colgados por Internet.
El programa estaba interpretado principalmente por Teresa Soler, en el personaje de Flip, la principal protagonista y conductora de cada capítulo, la cual vivía acompañada de un amigo invisible llamado Muc. También le acompañaba Josep María Gimeno en el papel de “Maletín”, el cual siempre estaba cargado de libro y era el personaje encargado de contar historias fantásticas a través de cabezudos, marionetas o figuras de papel maché. Flip siempre dormía en una cama de metacrilato transparente cuya cabecera cambiaba en cada programa, al igual que la superficie de su planeta, que era completamente blanco con unos volúmenes cúbicos también cambiantes en cada episodio, que simbolizaban el relieve.
Otros intérpretes habituales eran Manel Barceló (como el profesor Otto Lidenbrok), Santi Arisa (interpretando a los astronautas), Marta Angelat (la voz de la luna) y Llorenç Miquel (Luna de Méliès). También colaboraron el grupo Vol Ras (en su papel de Clowns) y La Fira Creatures, de Laura Rispa y Toni Barberan (en las actuaciones con sus marionetas de hilos y cuentos con varias técnicas). En algunos episodios, salieron como artistas invitados Martí Galindo, Ferran Rañé, Pere Ponce, Cesc Gelabert, Lola Gaos, Amparo Moreno, Montserrat Caballé, Roger Pera y el grupo La Fura dels Baus.

video

La dirección iba a cargo de Miquel Obiols, escritor en lengua catalana especializado sobre todo en literatura infantil y juvenil, y en temas de carácter fantástico. Su obra “A l’inrevés” fue adaptada por el grupo teatral Dagoll Dagom y representada como “La nit de Sant Joan”. Ha colaborado en programas de televisión como “Terra d’escudella”, “Pinnic” y “Juego de niños”, programa este del cual surgió el llamado Gallifante, un personaje medio elefante y medio gallina inventado por el autor. Todos los programas en los que ha participado como guionista y algunas de sus obras literarias han sido galardonados. En el último año el programa pasó a la dirección de Àngel Alonso.
El principal objetivo de “Planeta Imaginario” era introducir a los niños y niñas en el mundo de la literatura y el arte, mediante el uso fantástico de personajes, decorados y situaciones extrañas y singulares que llamaran la atención y se apartaran por completo de lo convencional. En este sentido, es muy probable que, desgraciadamente, el carácter cultural e inteligente de sus guiones propiciase en parte a la desaparición de este programa en favor de la telebasura. El programa lo animaban las fantásticas visitas que recibía el planeta e interactuaban con Flip los personajes de cuentos, malabaristas, títeres, contadores de historias, músicos y mimos, entre otros. En cada episodio no había nunca nada establecido de manera fija, sino que todo cambiaba constantemente, tanto el aspecto del planeta como los títulos de crédito del final de programa, los cuales se dedicaban a personajes relevantes. Programa surrealista (incluso con pizcas dadaístas) y, por consiguiente, vanguardista, con independencia de que gustara o no, lo cierto es que dejó boquiabierta y fascinada a toda una generación de niños y niñas de la década de los ochenta.”Planeta Imaginario” fue, en definitiva, el último coletazo de la buena televisión antes de entrar irreversiblemente hacia la degradación actual.
La música de la cabecera del programa era el tema “Arabesque numero 1” de Claude-Achille Debussy, en la versión vanguardista compuesta por el músico japonés Isao Tomita. Era un tema muy idóneo e hipnotizante, romántico, misterioso y terrorífico a la vez, de un estilo musical característico de una época en la que emergían los temas interpretados mediante sintetizadores.