miércoles, 12 de noviembre de 2008

"El Yoyas" y los parias castellanohablantes


Ayer por la noche me di cuenta en el programa que semanalmente se emite en TV3 titulado "Alguna pregunta més" como los políticos y los medios de comunicación manipulan a la ciudadanía acerca del conflicto lingüístico de Cataluña. Por la banda españolista, no tienen desperdicio los programas de Telemadrid donde se recopilan casos aislados que se dan solamente 1 entre 100, donde alumnos castellanohablantes que piden un vaso de agua o ir al baño para hacer pipí se les priva de ello si no lo expresan al maestro en catalán. Estas cosas son las que desgraciadamente llegan cada día de Cataluña a Madrid, con lo cual la pobre gente de la capital del imperio hispano se cree que los catalanes somos unos genocidas lingüísticos y que nos ponemos en este plan las 24 horas del día, como si los castellanohablantes vivieran constantemente reprimidos y a golpe de latigazo. Sinceramente, yo me niego a creer (o al menos así lo deseo) que el pueblo madrileño sea tan estúpido de pensar que en Cataluña se vive así, como si un castellanohablante nada más llegar al aeropuerto de El Prat tuviese que salir del avión con armadura y espada y disculparse préviamente con todo catalán que se encontrara por la calle antes de abrir la boca. Estoy seguro de que muchos madrileños "pasan" de la polémica sobre la lengua y se lo toman a broma, como hago yo con los tópicos que en Cataluña nos llegan del resto de España o de otros países del mundo. Francamente, los tópicos, mejor reservarlos para los necios y para hacer chistes malos en una sobremesa.
Sin embargo, por la banda catalanista, me duele decir como se manipula la imagen de quienes discrepan acerca de la política lingüística de la Generalitat, atribuyéndola solamente a grupos ultraderechistas españolistas o bien a gente de escaso coeficiente intelectual. Un ejemplo ilustrado seria el citado programa de TV3, donde la ahora estrella de la televisión conocida popularmente como "el Yoyas" aseguraba que quien hablaba castellano en Cataluña era considerado como un paria, y que allí no se podía recibir enseñanza en dicha lengua. Esta opinión no tendría nada de extraña si no fuese que en nuestra comunidad autónoma para ejemplificar a aquellos quienes critican el modelo de inmersión lingüística son gente de un perfil similar al del célebre y polémico personaje aparecido en Gran Hermano. Por supuesto que los hay, pero tambien conozco a críticos que no tienen nada de anticatalanes, incluso hablan la lengua propia de Cataluña y la defienden asegurando, como me dijo un buen amigo mío, que la lengua catalana "es un patrimonio histórico a conservar como las iglesias y las catedrales góticas,y que es una herramienta útil en nuestra sociedad".
Así que ni el bando catalanista ni el bando españolista se salvan de la quema, ya que ambos tienen por objetivo dividir a la sociedad y enfrentarla entre ella. Yo creo que cada uno puede opinar lo que quiera acerca del modelo lingüístico catalán, pero, en vez de mostrar casos aislados y tomarlos como algo general (como hace Telemadrid) o hacer creer que quienes piensan de una determinada manera es porque son tremendamente vulgares (como hace TV3), ¿por qué los políticos y periodistas no abogan por una concordia social entre todos los territorios que conforman nuestro país y nos hacen llegar los problemas reales para que entre todos los abordemos y hagamos un mundo mejor? Sencillamente, porque ambos tienen como objetivo profesional tres cosas: mandar, mentir y cobrar.

No hay comentarios: